You are here

Me doy permiso para… Joaquín Argente

joaquin argente

Me doy permiso para..

Me doy permiso para separarme y no estar con personas que quieren controlar mi tiempo: Mi tiempo es mi vida y mi vida es mía; a nadie le debo explicaciones.
Me doy permiso para no andar corriendo por la vida sin vivirla…
Me doy permiso para hacer las cosas a mi propio ritmo…
Yo hago lo mío y los demás deben hacer lo suyo.
Me doy permiso para volverme atrás y cancelar cualquier compromiso que haya adquirido.
Decido darme la posibilidad de cancelar compromisos que con frecuencia he ido aceptando y acumulando por presiones y que luego no puedo cumplir porque son excesivos…
Decido no asumir más compromisos que los que mi cuerpo y mi mente puedan sobrellevar con ligereza…
Me doy permiso para no ver la vida tal como me dijeron en la infancia, como carencias, miedos y pecados: No creo que Dios quiera verme sufriendo y abrumado de privaciones. Veo el Dios del Cosmos, el gran Dios de las estrellas, los planetas, los océanos y los árboles, como un proceso de expansión y de abundancia.
Me doy permiso para no desaprovechar oportunidades y para disfrutar de todo lo que ya tengo, lo que soy y lo que llegaré a ser a pesar de los mensajes que me inculcaron en la infancia
Me doy permiso para rechazar la idea de que el mundo es un valle de lágrimas y privaciones. Mi vida sexual y amorosa mis relaciones afectivas y de amistad y mis relaciones laborales no van a estar condicionadas por la miseria y la escasez.
Me doy permiso para que me encuentren quienes van a saber amarme y ser nobles y leales amigos…
Me doy permiso para desarrollar mis capacidades creativas. Me permito empezar a escribir … relatos …
Que se alejen de mi los desanimadores y creadores de problemas estériles, no dedico mi energía a convencerles ni a justificarme sino a crear.
Me doy permiso para no complicarme la vida innecesariamente
Me doy permiso para no estar explicando todo lo que hago, aunque les parezca extraño a los demás…
Me permito callar y disfrutarlo…
… llevo demasiado tiempo haciendo y trabajando en exceso. Me han estado sobrecargando y yo me he dejado sobrecargar, ahora me permito parar y hacer o no hacer muy suavemente lo que me apetezca…
Me doy permiso para equivocarme no solo una vez sino todas cuantas veces suceda.
Me doy permiso para no involucrarme en embrollos emocionales, amorosos, laborales, o de cualquier otro tipo. Hay muchas situaciones y personas que los conllevan necesariamente, decido no entrar en sus juegos
agotadores. Y reconozco con tranquilidad que en algunas de las relaciones de mi vida, yo he sido en parte responsable de la creación de problemas. Decido no continuar jugando el juego de victimas y verdugos. Ni
quiero ser el verdugo de nadie ni voy a ser victima. No participo mas en esos juegos de poder destructivos, no me sitúo en ninguna de las dos posiciones.
Me doy permiso para no estar esperando alabanzas, manifestaciones de ternura o la valoración de los otros.
Soy yo quien me valoro, me acepto, y me aprecio…
Fuente: Fragmento del libro “Me doy permiso para…” – Joaquin Argente

Comentarios

Related posts