You are here

Me doy permiso para… Joaquín Argente

me doy permiso............Me doy permiso para

Equivocarme no una sola vez sino todas cuantas veces me suceda.
Me doy permiso para equivocarme y no sentir que por un pequeño o gran error el mundo va hundirse
en torno mío.
Siempre hay segundas, tercera, cuartas … y muchas más posibilidades.
¡ Fuera las ideas de errores irrevocables !

Me doy permiso para no estar explicando todo lo que hago, aunque les parezca extraño a los demás.
Me permito no estar justificando mi existencia ante padres, marido o mujer, hijos, amigos, compañeros de trabajo.
Me permito callar y disfrutarlo.

Me doy permiso para no precipitarme ni dejarme presionar por mi pareja, mis hijos, mi jefe o por quienquiera que sea.
No soy una persona torpe.
Mi torpeza en muchas ocasiones ha sido producto de la urgencia y la presión a la que me he dejado
someter.
No más miedo, no más torpeza: destreza, belleza y seguridad.

Me doy permiso para gozar de buena salud, de plena salud.
Decido no provocarme dolores físicos ni enfermedades leves o graves para poder aminorar mi ritmo de vida sobrecargado.

Soy adulto y capaz de autorregularme.
No son las figuras exteriores las que deciden por mí.
Me doy el descanso necesario, los alimentos, las pausas, el sueño y todo lo necesario para gozar de
buena salud.
¡A mi salud y a la tuya!
¡Larga vida con buena música!

Me doy permiso para.
No estar hipersensible a las críticas cuando me dicen que no sé hacer algo.
No he nacido para saberlo todo: ni es posible saber acerca de todo.
Los que afirman que no sé hacer una u otras cosas concretas, despiertan mis antiguos sentimientos de
insuficiencia inculcados en la infancia.

Ahora doy por terminados esos sentimientos de no ser suficiente: nadie es omnipotente ni omnisciente.
Y es mejor así.

Extracto del libro
Me doy permiso para ….
De Joaquín Argente

Comentarios

Related posts