You are here

De un pensamiento positivo, se deriva tu destino…

palabras derivan el destino

De un pensamiento positivo, se deriva tu destino…

Las palabras tienen una energía propia y representan nuestro estado interior.
El valor de las palabras y su significado traspasa toda frontera.
LA AUTORA LUISA HAY,  RECOMIENDA EN SU LIBRO “COMO SANAR SU VIDA” …
GRABARNOS Y ESCUCHAR DETENIDAMENTE NUESTRAS PALABRAS. 
¿CUÁNTAS DE ESTAS FRASES USAMOS A DIARIO?

FRASES QUE SERIAN BENEFICIOSAS QUITAR DE NUESTRO VOCABULARIO:

Me envenena la sangre …                   
Me enferma …
Me revienta …                                       
No soporto / tolero …
¡Qué desgracia!                                     
¡Es un infierno!
Odio cuando …                                      

Me pone verde …

Me da dolor de estómago …               

¡Qué castigo!

Es una condena …

¡Qué desastre!
Me duele el alma cuand/la mataría cuando …
Me mata …                                             
Veo todo negro…
¡Todo me sale mal! ¡No sirvo para nada!     
Soy/Es un idiota Soy/Es un inservible…      
¡Otro problema más! ¡Esto no cambia más!
Lo bueno le pasa a los demás Pobrecito/a …    

A veces con una sola palabra podemos resolver un conflicto, o somos rebuscados y utilizamos largos discursos vacíos de contenidos.

Hay personas que su vocabulario afectivo esta lleno de palabras descalificadoras, cargadas de un dolor interno con una fuerza negativa.

Es tan fácil buscar palabras positivas y asertivas aun para hacer un reclamo, manifestar un desacuerdo, que herir en lo profundo del ser cuando se habla.
Usa un lenguaje positivo y ten la seguridad que tu mundo de relación cambiará.
Ejercitando el pensamiento positivo saldremos del círculo vicioso ( pensar en negativo ) y entramos en un círculo virtuoso que genera alegría, entusiasmo y satisfacción.
No perdamos el tiempo con los lamentos, pensemos en positivo y veremos los frutos rápidamente.

“Tus palabras crean lo que dices.  Aprende a hablar en forma positiva.” 

DIETA DE PALABRAS

¿Cómo anda nuestro monólogo interno?
¿Qué sucedería si con el famoso, “solo por hoy,” por solo un día no escucháramos las malas noticias que suceden en nuestro país y el mundo?
¿Qué sucedería si “solo por hoy” pensamos en esos rostros anónimos que andan por la Tierra regalando sonrisas, optimismo, amor, curando enfermos, abrazando almas solitarias …
¿Qué nos pasaría si por veinticuatro horas elegimos expresarnos usando un vocabulario diferente? 
Y al día siguiente decidimos repetir la experiencia del “solo por hoy”
¿Y por qué no otro día más?
Y otro, y otro……..
Comentarios

Related posts