You are here

Historias de Familia… Y empiezan los recuerdos.

En mi cocina
Cocinando amor
Y empiezan los recuerdos:
Fui la mayor de mi familia y en casa siempre predominó el matriarcado, así que crecí entre abuelas, tías abuelas, tías maternas y paternas, mamá que era muy trabajadora y ella misma les aprendió cuando se casó con papá.
Yo no recuerdo haber cocinado algo, pues había muchas mujeres haciéndolo, mas observaba como lo hacían: desde hacer el chorizo en casa, café en olla, preparar el  nixtamal, tamales, buñuelos, etc.
En casa se compraba la despensa por bultos, arpilleras o costales, para todo el familión.
Recuerdo que lo que si hice fue ayudar a hacer tortillas de maíz con mi madre, que en un tiempo se puso a venderlas, así que allí si soy experta.
Cuando me iba a casar entre a estudiar cocina con la famosa maestra Teresita en la Casa de la Asegurada, en Monterrey, aquí si que fue una coincidencia que sea de Cadereyta la tierra de mis abuelos paternos, por lo tanto es la misma forma de cocinar y la sazón de ellas y la mía, y aun la de mis hijas e hijos.

Lo primero que cociné ya casada, fue unos chiles jalapeños rellenos con supervisión de mi suegra, nunca me dijo que me iba a enchilar hasta las pestañas, creo fue mi noviciado.
Luego unos huevos estrellados que nunca pude levantar, por lo tanto voltee la sartén sobre el plato, jaja jaja, como olvidar.

Mas todo lo que se de cocina se debe al amor; que eso si aprendí de mis mayores, siempre servían con tanto cariño  a todos y hasta invitados y quedaba para los vecinos.
Porque eso sí recuerdo, repartían platitos de comida entre el vecindario, mas también recibían lo mismo de ellos.
Mi mejor manera de expresar afecto, es en el corazón mismo de mi casa y es en la cocina; en mi mesa, atendiendo, ofreciendo un sabroso guiso, un café, en fin lo que mis manos hacen con tanto amor.

Me congratulo de estas hermosas experiencias y que aun pueda seguir haciéndolo.
Saludos a todas y todos
Atte. Guille Garza Cruz
Comentarios

Related posts