You are here

Hijos y nietos míos, naveguemos juntos. Reflexiones de Guille Garza Cruz

mami

 

Testamento: Hijos y nietos míos, naveguemos juntos

Al expresarme voy atando cabos entre las cosas que imagino, siempre pensando en transmitir una enseñanza.
Jamás pretendo dar una explicación.
Yo no estoy aquí precisamente para eso.
Sé que la razón no me corresponde; lo propio es vivir.

Los niños son seres de luz que a veces enceguecen.  Nos hacen soñar más allá de nuestra propia individualidad. Sin embargo, más allá de la belleza de ustedes y de la experiencia de ser padres,
aún no puedo calificar las decisiones, en correctas o incorrectas.
Vivir es un delicado arte de experimentación en el que uno se equivoca y pocas veces se va a dormir con algunas certezas en el horizonte.

No me atrevo a hacer recomendaciones de nada. Hablo desde mi interior.

Ser padres no es mejor ni peor, no es algo que cada uno deba llegar a saber.

Todo tiene un tiempo y un lado más o menos acertado.

Lo que sí sé es que hay que confiar y mantener la corazonada, de otra cosa no me puedo fiar.

Así que vivir es como una gran ola en donde a veces se flota y en otras se estrella, sin entender ni el día a dia.

De todas formas, aunque sea valiente y cargue al hombro mis errores y tragos amargos, es lindo y sano equivocarnos juntos. Pero tambien levantarnos. Sacudirnos y emprender juntos el camino con la vista al horizonte.

Mi corazón al lado del tuyo, te puede enderezar el rumbo justo antes de estrellarte y también puede modificar la dirección de tu navegar feliz y solitario.

Sin embargo, el estar enterada si alguno va por un sendero recto o torcido, no es asunto del que pueda ocuparme. Tu vida es tuya; pero no olvides: ahora que estás a mi lado, sigamos navegando  y el viento se encargará de ordenar el resto..

La luz viene y se va como la marea del mar. A su tiempo, que no es el nuestro, va a llegar.

No hay que desesperar en la quietud, la energía del amor siempre generará mareas nuevas.

Olas que nos lleven a la orilla a descansar, olas que nos llevan a lo profundo de nuestro ser.

Y algunas en luna llena, traen secretos de color luminoso como el coral.

A estas evocaciones de un amor alucinado, los reconocere como mis hijos…

Infinito, Pasado, Presente, Futuro… manos que dan vida, fe, esperanza, paz, amor….

 

 

Reflexiones de: Tu MADRE y ABUELA…. Guille Garza Cruz

Con todo mi amor.

 

Comentarios

Related posts